¿Qué son los NFT y cómo fucionan?

Seguro has oído hablar de los NFT, pues ahora mismo son el tema del momento en el mundo digital y están causando mucho alboroto por las ventas millonarias del arte digital. Interesante, ¿verdad? Sigue leyendo y despejaremos todas tus dudas sobre el boom digital del momento.

¿Qué es un NFT?

NFT son las siglas para referirse a un token no fungible, es un tipo de token criptográfico que representa un activo único, irrepetible y limitado en su cantidad. También estos elementos digitales son llamados «criptocoleccionables», pues poseen características únicas y raras que los hacen atractivos para su compra en serie y en colección.

Los NTF funcionan como versiones tokenizadas de otros elementos digitales u objetos del mundo real. ¿Qué significa esto? Pues es muy sencillo, por ejemplo un NFT pueden ser la representación de una obra de arte física o un personaje de videojuegos, que muchas veces son piezas únicas y se convierten en elementos llamativos para ser coleccionados. Además, muchos funcionan como una prueba verificable en blockchain de que un objeto es auténtico y pertenece a un usuario. Por eso se han convertido en una parte muy importante de la nueva economía digital impulsada por el blockchain.

Con base en estos token se han creado arte digital, artículos de videojuegos, licencias, boletos para eventos, nombres de dominios e incluso registros de propiedad de activos físicos. No hay más que decir todo un nuevo universo donde el objeto digital es sin lugar a dudas una pieza comercial y útil.

¿Qué significa «No fungible»?

 Hasta ahora has leído «no fungible», pero ¿tienes claro que significa? Para entender los NFT a profundidad es de suma importancia conocer el concepto de fungibilidad. Este término hace referencia a unidades que pueden ser reemplazadas por elementos idénticos. Es decir, se trata de un objeto o activo cuyas unidades individuales son intercambiables e indiscutibles las unas de las otras.

Un ejemplo muy bueno es el caso de las monedas nacionales como el dólar, el euro, etc., estos son activos fungibles pues cada una de sus unidades puede ser intercambiada por otras equivalentes. Es decir si tienes en tu manos un billete de 10 euros este puede ser canjeado por otro billete de 10 euros que sea autentico.

Pero esto no es lo que pasa con los NFT pues al ser «no fungibles», su característica principal es que son artículos únicos, limitados y posiblemente coleccionables. Por tanto, ningún token de NFT equivale a otro de forma exactamente igual, o al menos no en teoría.

Los NFT nacieron con la idea de generar activos digitales que fuesen atributos similares a bitcoin, pero que también tuviesen un identificador en cada unidad. De tal manera que cada pieza es diferente la una de la otra y la dirección donde se alojan en su respectiva blockchain puede ser utilizada como una pruebe propiedad.

¿Cómo funcionan los NFT?

Para poder entender mejor qué es un NFT, hay que comprender cómo funciona y qué los hace posible.

Cualquier contenido digital puede tokenizarse, es decir, gracias a la tecnología blockchain y a los contratos digitales (smart contract) puede dotarse de una serie de metadatos que garantizan su autenticidad, identifican su autor, su valor de partida y de adquisición y todas las transacciones que ha vivido desde su creación (desde quién lo ha creado, quién lo ha tokenizado y quién, dónde y por cuánto se ha vendido)

Al tokenizar algún elemento digital, que puede ir desde un archivo JEPG, un meme, un ebook hasta un tweett, se crea un certificado digital de propiedad y autenticidad, que indica que ese contendido es único y que los derechos de propiedad los tiene la persona que lo ha adquirido. ¡Ojo! No son los derechos de autor, eso seguirán en posesión del autor de la obra.

En este sentido, los smart contract de los NFT pueden servir a diferentes propósitos, por ejemplo, asegurar para el artista original una parte de los beneficios que se puedan producir por una venta del token futura.

Estos activos digitales se compran y venden en markets de NFT, donde sus creadores o vendedores (no siempre son los mismos) los ponen a la venta por precios fijos o mediante subastas.

Características principales de los NFT

Su principal característica es que son archivos digitales. No son objetos reales y tangibles, es decir no es un pieza de porcelana o un cuadro de algún pintor que podamos tener en nuestras casas, sino que son contenidos digitales que quedarán almacenados en un servidor.

Como hemos dicho son objetos u obras digitales únicas, valor por el cual están muy de moda. No obstante, existen NFT no únicos, como el caso de los juegos de cartas digitales o de coleccionables basados en esta tecnología, como Top Shot de la NBA o Worlds Aprt de Doctor Who, donde hay diferentes rangos de valor para cada NFT basado en su rareza y exclusividad.

Los NFT están basados, como decíamos en la tecnología blockchain, que permite su trazabilidad y hace que no puedan ser, en «teoría», falsificados o hackeados, ya que la cadena de bloques esta descentralizada y mantenida por cientos de ordenadores (usuarios) en todo el mundo. Esa misma tecnología es la que permite su creación, compra y venta.

Se basan en dos estándares, el ERC-721 original de Ethereum, donde comenzaron a moverse los NFT, y el más actual ERC-1155 ( también dentro de Ethereum), que permite trabajar con varios tokens a la vez de un solo smart contract, a diferencia del original, que exige un contracto inteligente para cada token.

¿Cómo se compra y se vende NFT?

¡Ya tienes claridad sobre los NFT! Ahora prepárate para el viaje de cómo comprar NFT, dónde los puedo adquirir y cómo se pagan.

Para comprar NFT lo primero es que hay que acudir a un marketplace de NFT, (OpenSea, MakersPlace, Nifygateway, Binance). En estos sitios están artistas o creadores de NFT que los ponen en venta, pero también dueños de NFT que comercian con ellos.

Las ventas pueden producirse a precios fijos por el propietario del NFT o a través de subastas. Aquí se paga en criptomonedas, la más habitual es Ether, pero no es la única criptodivisa que se puede usar, por lo que es necesario contar con una wallet o monedero de criptomonedas para poder llevar acabo las transacciones.

¿Qué valor tienen?

El valor del NFT lo marca su creador o aquella persona que ha tokenizado un contenido digital y puesto en venta. La venta del NFT no tiene un valor fijo, y esto hace que exista especulación.

Por ejemplo, en lo coleccionables como los de la NBA, cuentan con precios fijos basados en la rareza de cada carta y en la cantidad de «copias» iguales que existen. Pero una vez que son adquiridos por una persona, esta los puede intentar vender por el mismo precio o por un precio mucho más alto al que la compró. Hay que recordar que al adquirir el NFT es su propiedad, por tanto puede hacer con él lo que quiera y ponerle el valor que desee.

Para saber el valor de los token puedes acceder a páginas como Coinranking o Binance y sus apartados sobre NFT.

¿Dónde se guardan los NFT?

Los NFT se almacenan como datos en una cadena de bloques y se guardan en wallet compatibles con los NFT. Aunque los NFT pueden correr sobre diversas blockchain como la de Ethereum y la de Binance Smart Chain, el proceso de almacenamiento básicamente es el mismo en ambas.

Por ejemplo en el caso de Ethereum NFT, MyEtherWallet es una de las opciones más populares, ya que se puede usar para administrar fácilmente cualquier NFT basado en Ethereum, y también se puede usar para acceder a los NFT almacenado en wallets de hardware compatibles con ETH.

Al igual que los tokens de éther estándar (ETH) y ERC20, los NFT se pueden transferir de una dirección a otra. Pero es importante que tengas en cuenta que la tarifa de transacción siempre se paga en ether, ya que los tokens NFT suelen ser indivisibles por naturaleza y no se pueden usar como gas.

Usos de los NFT

El mundo del arte digital está explotando con el desarrollo de los NFT que has nos traído el cripto arte y coleccionables digitales. Además, están siendo sensación desde el sector inmobiliario hasta la logística, pues es muy asequible para demostrar la autenticidad de muchos productos exclusivos y coleccionables. Aun es un mundo en desarrollo, pero está generando muchos proyectos para creadores y consumidores.

Quédate y te contaremos los varios usos de los NFT:

NFTs de Arte

El cripto arte obtiene su mayor valor al verificar su intensidad y propiedad digitalmente. Si bien cualquiera puede ver un CryptoPunk en la blockchain Ethereum y descargar y guardar la imagen, no podemos probar que posemos la orignal.

Tomemos un ejemplo para entender mejor. Tenemos el caso del artista anónimo Pak que creo una serie de NFTs, cada uno idéntico aparte del nombre. Con nombre como The Cheap, The Expensive y The Unsold, y el valor de la pieza dependía del título. Y nos preguntamos ¿qué le da valor a una obra de arte?

En el caso de los NFTs, el valor no se trata necesariamente de la obra de arte como tal, sino es demostrar la propiedad de ese activo en particular. Por eso el arte cripto es uno de los casos de uso más populares de los NFTs.

Crypto Punk

NFTs coleccionables

En este caso tenemos las muy famosas tarjetas coleccionables NFT de la NBA NBA Top Shot. Este tipo de NFT junto con los NFTs de Arte son los que más representa una proporción significativa de las ventas en los mercados NFT como Opensea, BakerySwap y Treasureland. Y a su vez existen cruces entre estos dos tipos, pues un NFT puede ser tanto una pieza de arte como de colección.

Otro caso de NFT coleccionable está el tweet de Jack Dorsey. Este lo vendió usando Valuables, una plataforma que tokeniza tweets.

NFTs de juegos

El mundo de los juegos tiene una gran demanda de artículos únicos que se pueden comerciar y comprar. Su rareza afecta directamente su precio, y los jugadores ya están familiarizados con la idea de artículos digitales valiosos. Las microtransacciones y las compras en el juego han creado una industria de juegos de miles de millones de dólares que podría aprovechar los NFTs y la tecnología blockchain.

El mundo de los NFT en los juegos es súper interesante pues combina los aspectos de arte, coleccionabilidad y utilidad para los jugadores. Pero….

¡Atención! aún los juegos de grandes presupuesto no se interesan por la implementación de los token no fungibles. Sin embargo, hay otros proyectos que han incorporado la tecnología blockchain en sus juegos como son Axie Infinity y Battle Pest. Estos juegos son estilo Pokemón con mascotas y artículos intercambiables. También tienes la opción de comprar y vender estos tokens en mercados externos (venta entre pares).

Axie Infinity

NFTs de música

Al igual que un archivo de imagen o video, también puedes adjuntar audio a un NFT para crear una pieza musical coleccionable. Piensa en esto como su fuese una «primera edición» digital de un disco.

Un gran problema en este caso es que los músicos no obtienen las partes justas de las regalías. Pero existen dos formas posibles para lograrlo, plataformas de transmisión basadas en blockchain y seguimientos de regalías en blockchain. Es difícil para proyectos blockchain pequeños competir con gigantes como Amazon Music o Youtube.

Aún no sabemos si alcanzará la popularidad esta nueva forma, pues depende de los servicios de transmisión mucho más grande. Es una buena idea combinar NFT con  música pero para el triunfar se necesita de sellos discográficos que apoyen.

NFTs de activos en el mundo real

En el caso del sector inmobiliario se ocupan de las escrituras de la propiedad física, si se vinculan con los NFTs se puede digitalizar la forma de demostrar la propiedad. La creación de activos digitales tokenizados de estas escrituras puede mover elementos altamente ilíquidos (como una casa o terreno) a la blockchain. Aún es un terreno que está en desarrollo, pero se tiene que tener en cuenta para un futuro.

NFTs de logísticas

Por la característica de inmutabilidad y de transparencia de los token no fungibles son muy útiles en la industria de la logística. Estos aspectos garantizan que los datos de la cadena de suministro sigan siendo auténticos y fiables. Por ejemplo con los alimentos, productos básicos es importante conocer donde han estado y durante cuánto tiempo. A esto ayuda mucho el que los NFT representen elementos únicos, por lo que se pueden usar para el rastreo de los productos que contienen metadatos sobre su origen, viaje y ubicación.

La utilización de los NFT en la cadena de suministros sería de gran utilidad, pero con tantos actores y partes interesadas es una tarea difícil de implementar a nivel mundial. Los ejemplos de soluciones logísticas en blockchain en la vida real son pocos, pero está el caso del sistema TradeLens de MAERSK y Foot Trust de IBM. Ambos usan Hyperledger Fabric, una blockchain de IBM que admite el uso de NFTs. Sin embargo, no está claro si los NFT desempeñan un papel en sus operaciones.

Riesgos de los NFT

Los NFT se podrían convertir en la nueva burbuja comercial, no están exentos de riegos. Lo primero es que están generando mucha especulación que los pudiera desvalorizar en un futuro o disminuir el valor actual que tienen. También está el hecho de que no están, de momento, regulados por ninguna normativa específica, lo que supone un problema de inseguridad a la hora de robos o estafas. Como la ocurrida con casos de phishing, venta de obras falsas o falsas promociones para robar las criptomonedas de sus víctimas.

Otro hecho a destacar es que quedan guardados en servidores asociados al market en el que se ha adquirido o a uno en el que lo hayamos alojado, y nos preguntaríamos: ¿Qué ocurriría si el servidor o la empresa quiebra o desaparece? ¿Perderemos el NFT y el dinero invertido en él? Son dudas que quedan planteadas en sobre la mesa bajo la percepción de que  los NFT son objetos digitales que existen solo en forma de datos alojados en un sitio de la Red.

Las criptomonedas y los NFT

Los NFT son un tipo de criptoactivo y tienen un valor en criptomonedas, y funcionan de forma muy parecida a estas. Pero… ¡ojo! Tienen diferencias que te vamos a contar ahora.

Lo primero es recordar que los NFT son no fungibles, es decir a diferencias de las criptomonedas, que si son fungibles, no se pueden intercambiar por otro token idéntico y con el mismo valor. Para que entiendas mejor, tenemos 10 Bitcoin o 10 Ether ambos valen lo mismo (sin entrar en su valor al cambio en otras divisas). Pero un NFT de una obra de arte digital es único y su valor no puede ser equivalente al de otra obra de arte digital diferente, porque no son lo mismo.

Lo segundo es que los NFT son indivisibles; el NFT se adquiere entero y no puede dividirse, como si ocurre con las criptomonedas. Es decir, puedes comprar un NFT y vender ese mismo, pero no su mitad. Pero si puedes comprar 1 Bitcoin y vender dos partes, o sea, 0,5 Bitcoins cada una.

En conclusión, las criptomonedas son un tipo de divisa digital, que puede comprarse, venderse o minarse. Los NFT no son divisa, sino activos digitales, y sí, puede comprarse y venderse, pero no minarse. Ahora, lo que si puede hacerse es crear un NFT o tokenizar un contenido digital.

Conclusiones

Los NFTs están en una pendiente de popularidad, por lo que podremos ver en un futuro aún más ideas para su uso y veremos si llegaron para quedarse o no. Entonces no dejes de seguir investigando más sobre ellos, es una gran oportunidad.